26 nov. 2013

Cartas.


No sé cuanto hace que no hago dos post seguidos, pero bueno, este tipo de cosas siempre me han gustado, así que os lo enseño.

El señor Ronrororo, Nekoto, Borja, El chico ese del pueblo con el nombre gracioso, o como se le quiera llamar, me ha mandado una cartita muy muy mona, así que me dije "venga, parte la pana con otro post" y chan! Aquí está! 

A mi las cartas son algo que me encantan y sigo haciendo, sé que a día de hoy todo el mundo piensa que es una tontería, porque si quieres decirle algo a alguien le llamas, le escribes, existe internet... Pero esto a mi siempre me pareció más especial, esa persona con la que te escribes, saca tiempo solo y únicamente para escribirte a mano (y si encima quiere hacer dibujos, mejor que mejor), sin contar la ilusión que hace mirar el buzón y encontrar algo que no es spam o cosas para pagar. Si tuviera que comentar algo en concreto, es que gracias a ellas conocí a una persona muy importante para mi (oooh, alguien se pone ñoña). Hace mucho, mucho tiempo me compraba una revista llamada "Dibus" (nota: hace tanto tiempo de esto que yo no tenía Internet ni móvil ni nah) y en ella había un apartado para escribirte con otros que también lo leían y con los que compartías ciertos gustos, así que me dio por escribir a una señorita que vive en Murcia, ella me contestó y pasado un tiempo la conocí en persona. Desde entonces nos mandamos cartas llenas de dibujos y tontadas,  tengo una caja amarilla llena para demostrarlo (está en casa de mis padres, así que os lo enseño otro día). Y así han pasado ya doce? Trece años? Y aún seguimos a tope, que por cierto, cuando quieras contestas eh señorita Rei (guiño guiño).

Y nada, ahora me pondré en modo postales de navidad y cosas. Así que eso, no es caro y es un gran detalle, yo no digo nada, pero siempre está bien hacerle saber a alguien que está lejos que te acuerdas de ellos, sin necesidad de que sean familia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario